+569 9784 9517
contacto@alcaldeballesteros.cl

Seguridad Ciudadana

Hoy es quizás la mayor prioridad de las y los calameños debido al considerable aumento de delitos de alta connotación pública, como lo son los portonazos y balaceras que son pan de cada día en la ciudad donde han cobrado lamentablemente la vida de nuestros vecinos, sin mencionar la creciente sensación de inseguridad y abandono de las instituciones de seguridad pública que no dan respuesta a este problema.

Este problema no es, sin embargo, uno que tenga una solución sencilla o de una dirección, es necesario vincular diversas estrategias para combatir la cultura delictiva que se ha empezado a apoderar de nuestra ciudad. Es necesario trabajar en conjunto en los distintos niveles de institucionalidad, a saber, carabineros, policía de investigaciones, gendarmería, autoridades gubernamentales nacionales, regionales y autoridades municipales. Pero esto no es suficiente, las organizaciones de base también deben formar parte de un plan de seguridad si es que se quiere que este tenga eficiencia. En este programa proponemos algunas ideas, más entendemos que la solución requiere de mucho más que nuestra intención. Por lo tanto, lo primero que es necesario hacer, es lograr que todas las instituciones y organizaciones logren trazar un plan conjunto.

a) Consejos Ciudadanos Barriales
Proponemos la creación de este organismo social de rol comunitario que tenga una relación vinculante y directa tanto con el Municipio como con los órganos públicos que velan por la seguridad ciudadana. Para esto creemos que deben ser los mismos vecinos organizados 9 quienes levanten mesas de seguridad barriales, divididas por sectores, muy similares o iguales, si se quiere, a los comités de seguridad que existen en algunos barrios. A partir de esas organizaciones se enviarán representantes por zonas a una mesa ejecutiva, que decidirá su modo de funcionamiento y sus estatutos. Este organismo tendrá una directa relación con el Consejo Comunal de Seguridad pública (COSEC), integrado por un designado de la policía, el Gore, dos concejales, un integrante de la fiscalía, dos miembros del Cosoc, un funcionario municipal, un gendarme, un miembro del senda y un miembro del sename, mediante representación de uno o dos de sus miembros.

b) Erradicación de sitios eriazos
Los sitios eriazos en la ciudad son potenciales lugares de encuentro para el microtráfico o de asaltos, por esto que debemos intervenirlos con urgencia. Hay que desarrollar un plan detallado de todos los espacios que son sitios abandonados y que están siendo tomados para actividades delictivas o peligrosas para la población general. Luego, hay que entregarles un nuevo uso y vincular a las organizaciones funcionales y territoriales para el cuidado y administración, como descrito en el punto de Recuperación de espacios públicos de este mismo programa.

c) Coordinación con las policías
Sabemos que Carabineros y las fuerzas de orden tienen la obligación legal y constitucional de velar por la seguridad pública, es por esto que es indispensable una mejor coordinación entre la Municipalidad y estos órganos. A su vez creemos que debemos integrar a esta coordinación a los consejos ciudadanos barriales para aportar con ideas y crear un plan contra la delincuencia en conjunto. Se deben levantar instancias de coordinación y comunicación más fluidas que puedan ir en ambas direcciones y que sirvan tanto al municipio como a las instituciones de seguridad.

d) Plan de mejora de la iluminación en la ciudad
En ciertos sectores y barrios de la comuna la iluminación no es buena, lo que vuelve a esos lugares bastantes peligrosos de transitar en las noches, por esto ejecutaremos un plan para intervenir a nivel ciudad una mejora en la iluminación como medida de prevención. Poniendo luces que además sean más eficientes energéticamente y que iluminen más y mejor.

e) Alarmas comunitarias.
Ante el aumento de portonazos y asaltos, creemos que el trabajo comunitario es vital, por esto implementaremos un plan de instalación de alarmas comunitarias. Lo esencial para que las alarmas comunitarias funcionen es la organización de vecinos y vecinas, por lo tanto la instalación de las alarmas irá acompañada de una intervención comunitaria diseñada para generar organización barrial. La primera intervención y la más veloz es siempre la de quienes están presentes en el lugar del delito. Por lo que hay que generar formas en que la misma comunidad sea un desincentivo para los delincuentes, sin poner en peligro a las personas.

f) Incentivo al desarrollo de organizaciones comunitarias en los barrios.
La vinculación de los niños, niñas y jóvenes en organizaciones comunitarias disminuye significativamente la posibilidad de que caigan en organizaciones de tipo delictual y por lo tanto ayuda a prevenir el incremento del crimen. Nuestro municipio pondrá gran cantidad de recursos a disposición, desde distintas áreas, de crear mayor vinculación de la población con organizaciones temáticas, funcionales y territoriales y de hacer crecer a esas organizaciones, como se puede ver a lo largo de este programa.